Corregir penalizaciones de Google

Por: Israel Cabrera
Publicado el: 08 Oct 2019
Comentarios: 0
Categorías: Posicionamiento SEO
Israel Cabrera
Cofundador de Tresmer Profesional. Enamorado de la tecnología y de las cosas bien hechas.

Tal y como tratamos en nuestro último post, las penalizaciones de Google son algo real, y que afectan a cualquier página web que no cumpla con las reglas que dicta el famoso buscador.

En caso de disponer de una web, es recomendable conocer dichas reglas, de esta manera podremos ahorrarnos posibles problemas e innecesarios sobresaltos en lo que a posicionamiento del site se refiere.

¿Cómo puedo saber si Google me ha penalizado?

Existen varios indicativos para darnos cuenta de que nuestro sitio web ha sufrido una penalización por parte de Google. Incluso tenemos a nuestra disposición aplicaciones que nos facilitarán la tarea por un bajo coste. Pero, sin duda, el mejor indicativo de que estamos afectados por una penalización de Google es la perdida de ranking o posicionamiento de nuestra web. Si detectamos que bajamos muchas posiciones en los resultados de búsqueda, y las herramientas gratuitas de Google nos indican que el tráfico web ha descendido significativamente, estaremos con total seguridad ante una penalización. Pero tranquilo, seguramente hayas venido buscando el arreglo, y si, tiene solución.

Expulsar

Tipos de penalizaciones

Veremos dos tipos de penalizaciones: Algorítmicas y manuales:

Penalizaciones algorítmicas

Éstas pueden afectar a un sitio completo o a páginas específicas. Se caracterizan por ser difíciles de detectar, pero como indicábamos, una pérdida drástica de tráfico puede ser el indicativo que active nuestras alarmas. Google utiliza algoritmos como Google Panda o Google Penguin para detectar posibles fraudes. Nos ayudarán a detectarlos por medio de Google Analytics, accediendo a Adquisición -> Todo el tráfico -> Canales -> Organic Search

Penalizaciones manuales

Este tipo de penalizaciones se dan cuando una persona encargada por Google detecta alguna actividad inusual sobre una web y, por tanto, deciden penalizarla. A diferencia de las algorítmicas, estas penalizaciones son más fáciles de detectar, puesto que te llega un aviso a tu Google Search Console.

Síntomas de una penalización en Google

Aunque es algo que ya vimos en nuestro anterior post, cabe recordar que los principales síntomas para saber que nuestra web ha sido penalizada por Google son:

  • Caída repentina sin causa aparente del tráfico orgánico.
  • Pérdida de visibilidad de la web cuando buscamos por alguna de las keywords que teníamos identificadas como fuertes en nuestro sitio.
  • Realizando una búsqueda por el nombre de dominio y no hay ni rastro de la web.
  • Relacionado con el punto anterior, se desindexa el contenido de la web.

Penalización

Recuperarse de una penalización de Google

El primer paso que deberemos dar para recuperarnos de la penalización será averiguar la causa. Para ello, podemos utilizar la herramienta conocida como Panguin Tool que nos ayudará a comprobar porqué hemos sido penalizados. Una vez hemos identificado la causa del problema entre las que pueden estar:

  • Contenido duplicado o copiado.
  • Enlaces rotos.
  • Redirecciones incorrectas.
  • Enlaces comprados.

El siguiente paso será arreglar lo que nos ha provocado la situación y a medida que lo vayamos corrigiendo, recuperar nuestro ranking correspondiente.

En caso de que la penalización manual, desde Google nos informarán de la causa que la ha provocado. Para ello accederemos a Google Search Console. Desde dicho portal podremos realizar una petición para que reconsideren la penalización una vez hemos procedido a realizar las correcciones necesarias para que la anulen. Para poder formular esta reconsideración dispondremos de un plazo de tiempo limitado, por lo que es conveniente subsanarlo lo antes posible.

Web penalizada

Por último, pero no menos importante, deberemos tener en mente si la opción de eliminar el dominio y empezar de cero es viable, ya que puede ser una solución que se ajuste dependiendo de las necesidades del sitio web. Por norma, esta opción es difícil de contemplar por branding y porque seguramente dispongamos ya de un nombre o marca que nos identifica, pero si este no es el caso, comenzar de nuevo con un dominio diferente puede ser lo más efectivo.

Conclusión

Para poder recuperar el posicionamiento perdido será necesaria una buena dosis de esfuerzo, cumplir con las reglas que marca Google en cuanto a posicionamiento se refiere y ante todo paciencia para posicionar nuestra página web en el lugar que le corresponde.

Y recuerda, si te ha gustado ¡Compartelo!

¡Hasta pronto!

Web corporativa

web corporativa

Landing page

landing page

Tienda online

tienda online

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *